LANZAROTE-2 julio 2018.

¿Alguna vez pensaste que lo que sucede en el cielo también se refleja dentro de nosotros? Esto es así

Por lo tanto, un eclipse afecta por completo nuestra energía, el sistema emocional y lo espiritual.

En mi investigación, descubrí que los eclipses funcionan con nudos kármicos, por lo que es hora de abandonar los viejos caminos y dirigirnos hacia nuevas direcciones.

Los eclipses nos ayudan a alinear nuestra alma con nuestro proyecto de vida original. Eliminan lo que no nos permite llevar adelante nuestra misión. ¡Me parece maravilloso!

Este verano tendremos tres eclipses 15, y 27 de julio y 11 de agosto en estos días, por lo que se recomienda sumergirnos bajo la luz de la luna y aprovechar sus influencias.

Este verano es como abrir un portal de rencarnación del Espíritu. ¿Pero cómo podemos ayudar a nuestro espíritu a rencarnarse en nosotros mismos?

En este momento todos estamos experimentando un cambio vibratorio, nuestro planeta está cambiando de frecuencia y hay una presión constante y creciente en cada uno de nosotros, en nuestras vidas, y todos estamos tratando de sintonizar lo mejor que podamos, como una radio que se sintoniza en otro canal, en nuevas ondas de radio que están allí incluso si no las vemos, y que más o menos hacen que sea difícil hacer esta trasformacion, a pesar de nuestras prácticas, incluso si ciertamente nos ayudan un poco.

Pero, ¿cuánto tiempo mas queremos permanecer en nuestro pasado y en nuestras experiencias sin dar un sentido evolutivo más útil para nuestro crecimiento? ¿Cuánto tiempo mas necesitamos tener maestros a seguir que nos den seguridad? ¿Cuánto tiempo pondremos nuestras vidas en manos de otros y evitaremos asumir nuestras responsabilidades? ¿Cuánto tiempo seguiremos buscando la aceptación y la confirmación de los demás porque no nos sentimos merecedores?

Haz este paso, es cómo pasar en el ojo de una aguja, si intentamos atravesar el ahujero dejandonos llevar, nos enganchamos y luego, nuestras guías también nos tiran del otro lado, de hecho, cuando somos livianos en una vibración sutil, pueden vernos y ayudarnos. Siendo un pequeño orificio pero solo lo esencial puede pasar, todo el resto lo tenemos que dejar atrás , porque el espíritu para encarnar en nosotros necesita ligereza.

Deberíamos comenzar a ayudarnos en este pasaje cuestionando nuestras certezas, abriendo nuestros horizontes a nuevas posibilidades, siendo capaces de percibir los mensajes que nuestro espíritu nos envía, estos mensajes que en lugar de codificar tratamos de escapar. Si no continuamos haciendo lo nuestro, seguir nuestra mente que nos manipula por miedo a los cambios, manteniéndonos gente superficial y haciéndonos perder oportunidades únicas de cambio.

Sí, es cierto que dejar atrás requiere valentía, y esta es la razón por la cual todos estámos experimentando crisis importantes en nuestra vidas. Dejar lo que no necesitamos es más difícil, especialmente si nos identificamos con el exterior.

Lo primero que debemos hacer es aprender a estar presentes y comenzar a respetarnos. Por lo tanto, evitaremos quejarnos cuando los demás no nos escuchen, nos abandonen o no nos respeten. ¿Pero lo hacemos con nosotros mismos?

En este momento de grandes cambios, cuando nos encontramos en una situación de dolor, no huyamos de nosotros mismos, centremonos en este sentimiento, concenciemonos en nuestra parte espiritual de la vida diaria.

Centremonos en nuestro corazón y en el silencio de quienes realmente somos, incluso si queremos con la meditación, la danza, asi expandimos nuestra conciencia, y trasformemonos en solo conciencia y solo después podemos irnos con gran alivio.

Debemos pasar este agujero de la aguja cada uno de nosotros, una vez que hayamos pasado, podremos ser útiles, cada uno en nuestro campo para ayudar a otros a hacer el pasaje.

Este es el paso para una gran transformación personal.

Estemos agradecidos por estos eclipses y por lo tanto aprovechemos su ayuda para confiarnos y emprender las grandes pruebas que conlleva el cambio, seguramente saldremos más fuertes, más ligeros, felices y evolucionados.

Daniela

Meditación que nos ayuda a dar el paso

Graba esta meditación sobre una música relajante que ame, y escuche cuando lo desee.

Cierra los ojos y lentamente toma conciencia de todo el espacio que te rodea

Comience a sentir como una puerta que se abre en el centro de tu corazón que te esta invitando a entrar y siente la felicidad que te devuelve.

Aún con los ojos cerrados entra por esta puerta. Siente la arena debajo de tus pies, la manilla de la puerta debajo de la palma de tu mano. Siente la vida palpitando en el otro lado, ofreciéndose a ti.

«Cuando estés listo, entra. Siente este aire nuevo, siente quién eres en este lugar desconocido y profundamente familiar.

«Siéntete bienvenido, abrazado, con toda tu belleza y timidez, tu poder y tu gracia.

«Haga todas las preguntas que te vienen a la mente, aquellas que tanto tiempo esperan una respuesta, y otras

«¿Por qué estoy aquí?

«¿Cómo puedo amar de verdad?

«¿Cómo puedo servir ahora?

«Permanezca allí todo el tiempo que lo desee». Cuando te sientas en paz, solicite a este lugar que te permita encontrar un talismán real o mental, o que te dé una señal en tu mundo exterior que pueda recordarte que está conectado a este espacio dentro de ti .

«Cuando estés listo para regresar, respira profundo y regresa a tu momento presente, trayendo tus regalos contigo. Y siéntete agradecido con esta experiencia.

Escriba en una hoja todo lo que te venga a la mente, las respuestas que tuvo, las ideas recibidas para vivir tu vida de acuerdo con tu alma.

Porque no empezar hoy?